Buscar este blog

miércoles, 4 de agosto de 2010

El origen de los problemas

Enero de 2010. Hace un frío y una humedad brutales. La ronda litoral va atiborrada de coches como siempre, pero como llevo mi Burgman, voy sorteando el tráfico sin problemas. Voy en mi transatlántico de dos ruedas como todo un señor y sin pasar apenas frío. Atención, luces detrás mio. ¿Quien será que osa ir más rápido que yo? La luces aumentan su frecuencia e intensidad. Me aparto de mala gana. Si lo mío es un transatlántico, acabo de ser superado por un portaviones en toda regla. Es una trail, pero muy grande, mastodóntica, y sin embargo, rápida y manejable..

El orgullo queda tocado, pero en vez de rendirme, quiero conocer más de esa máquina que me ha ninguneado. Es una BMW.. bien, eso dice mucho en su favor. La imagen de esa moto, cual caballo de guerra en una batalla medieval, ha calado en mi mente. Veo a mi "maxi-scooter" de manera distinta. Ya no es no tan grande, ni tan veloz, ni tan atractiva como antes. Mis sentimientos están cambiando. Intento convencerme con argumentos del tipo, "no te hace falta tanta moto", "si para desplazarte por Barcelona, con un scooter vas sobrado", "si nunca has conducido fuera de asfalto". Poco a poco el pensamiento "y si....", va ganando terreno en mi cabecita.

Días más tarde, me descubro mirando información por internet, quiero saberlo todo de "ella". Sus medidas, sus  habilidades, sus méritos. Sí, me decido, he visto todo lo que podía ofrecerme la red, pero quiero más, quiero tocarla, sentir su tacto entre mis dedos. Iré a verla cara a cara.

Finales de enero. Sigue haciendo frío, pero una suerte de veranillo un poco prematuro suaviza las temperaturas. La veo en la tienda. Es grande, es masiva, es caballo de carreras, dominado pero esperando que le suelten las riendas para desbocarse. Me monto en ella. Dios, es muy grande!! pero una sensación de dominio sobre la máquina, y de superioridad sobre los demás vehículos me posee. Me lo pensaré.

Dos días más tarde, hechas todas las cuentas y consultas posibles, me decido. Voy a por ella, a por mi 1200 GS. Quiero esa máquina. Ha sido sin duda, amor a primera vista, aunque no será correspondido del todo como ya os contaré.

Una tormenta de hielo y nieve retrasa el poder disfrutar por fin de las sensaciones que me puede ofrecer. Cuando la tengo, solo puedo exclamar "¡Dios mio!!!!!" La moto es grande, es pesada, y sin ninguna duda, la moto más potente que he conducido nunca. Por unos segundos, un sudor frío me recorre la espalda. Tengo la carretera por delante. Nadie me molesta, nadie me obstaculiza. Abro gas, suave al principio, a fondo más tarde. Salto literalmente sobre el asfalto. Es mi territorio. Soy libre.

Esa sensación, como una especie de droga, me domina. Y cada vez quiero más. Eso de ir de casa al trabajo y del trabajo a casa en la moto, se me queda pequeño. Empiezo sentir un deseo irrefrenable de cruzar fronteras, de pisar tierras desconocidas a lomos de mi bestia. Han empezado mis problemas...

martes, 3 de agosto de 2010

Que hay de nuevo amigos??

Hola a todos!!

antes que nada, quiero dar las gracias a todos aquellos que me habeis animado a plasmar por escrito las sensaciones, las emociones, las imagenes que me evoca todo lo relacionado con el mundo de las motos, los viajes, la literatura, música, etc.. (no se para que me enrollo, si al final siempre acabo hablando de lo mismo...)

Dicho esto, y ahora que lo miro, parece más bien que esté agradeciendo un Oscar o algo así. Bueno, a lo que iba. Pues en este blog, tengo la intención de mostrar, de plasmar mis hobbies, mis inquietudes, y también, de hacer una pequeña crónica de las salidas que hago en moto... Especialmente quiero destacar este último punto, puesto que pretendo hacer un pequeño "cuaderno de bitácora" de una aventura en que estoy inmerso*. Ya se que hay mucha gente que hace lo mismo cada año, pero que diablos, es la primera vez que yo (y los otros compañeros que vendrán conmigo) que me embarco en algo así.

La aventura no es otra que hacer un viaje hasta el desierto, recorriendo Túnez de norte a sur, en menos de 15 dias. El punto de partida es confuso, puesto que uno de los componentes de esta suerte de "Tres mosqueteros", parte desde Huelva, otro de Lleida y yo desde Barcelona.** Como veis, es largo el camino que queremos hacer..

Así pues, con este proposito de aventura en mente, doy inicio a este diario.

Saludos a todos!!

*Por favor, tened en cuenta que este texto se escribió en 2010.. ha llovido mucho..
** En estos momentos, no sabíamos que se nos añadiría un cuarto miembro.