Buscar este blog

lunes, 3 de octubre de 2016

¿Y por qué no una 125? 2016 edition.

¡Hola a todos!

Vuelvo al blog después de un largo parón y lo hago para retomar un tema que publiqué hace ya más de 3 años. Lo puedes ver aquí. La verdad es que hecho la vista atrás y veo que hay bastantes cambios, de hecho, son varios los modelos que se han caído del cartel. ¿El concepto de moto trail está caduco? ¿Es por que son de marchas y el usuario medio de una 125 prefiere scooters? ¿Las nuevas normativas de seguridad y antipolución tienen algo que ver?

Vamos por partes. Aunque el trail, o mejor dicho, la estética trail está de moda, la verdad es que quien compra los modelos más especializados son minoría (especialmente si pensamos en las grandes marcas japonesas). Otra cosa son los compradores de "crossovers", entre los cuales me he de incluir. Compras una trail (al menos de aspecto) que prácticamente no pisará nada más que no sea asfalto. Eso si, son cómodas, van de fábula al viajar o por ciudad, gastan poco y son más económicas de mantener que otros modelos. Pero por otro lado, esa minoría que si que compra un modelo diseñado para andar por pistas, caminos, barro, etc, se encuentra que, además de una escasez de modelos orientados a tal uso (en determinadas cilindradas o a precios digamos "normales"), se encuentra con cada vez más limitaciones para acceder a  los entornos naturales.

El tema del scooter está claro, especialmente en los usuarios convalidados. Es más fácil acostumbrarse a un scooter automático que no a una moto de marchas, además, suelen ser más cómodos, limpios y encima tienen (en general) buena capacidad de carga. Ideales para el uso urbano, que es el principal en estos casos.

Por último, esta el tema de las normativas, en este caso, las normativas Euro. A partir del 2016, el ABS ha de ser obligatorio para modelos nuevos de más de 125, pero en 2017, como mínimo, las motos de menor cilindrada, habrán de  equipar sistemas de frenada combinada. A esto, se ha sumar la implantación progresiva de la norma Euro4, 5 y sucesivas a culminar en 2020. Evidentemente, esto implica un cambio profundo, de base, en todos los fabricantes que, a la hora de enfrentarse a estos condicionantes, han de procurar crear algo que venda y que esté de acuerdo a la normativa y si los gustos (o las necesidades) del publico cambian, pues los nuevos modelos cambiaran con ellos. En conclusión, factores que no ayudan precisamente a que por estas latitudes veamos estos modelos ·pequeños" (y si otras motos con precios que superan de largo los 12.000 €).

Así pues, el listado de modelos se reduce bastante, por lo que incluyo otros modelos que inicialmente quedaron fuera:

-Suzuki Van Van. La veterana del grupo y la más "de moda" por mi zona. Un modelo más que amortizado por Suzuki y que no presenta ninguna novedad, más allá de la comercialización del modelo 200 cc, Ligera, con una estética única gracias a sus ruedas y ese toque scrambler que rezuma. Bastante justita de frenos y de potencia máxima, pero no es una moto de "sensaciones". Cara para lo que ofrece, pero el diseño y el toque vintage se paga. No obstante, es muy cómoda y manejable y tiene más aptitudes off (moderadas) de lo que aparenta.Sin duda, es la más "pintona" del grupo.  Por último, destacar que este modelo será descatalagodo en breve debido a la implantación de la norma Euro 4 de emisiones, por lo que ha bajado sensiblemente el precio. Recomiendo encarecidamente el artículo que escribió al respecto de este modelo, J.M. Alguersuari




-Rieju Marathon 125 AC / PRO. Incluyo los dos modelos, el básico refrigerado por aire, y el Pro, con motor copia de Yamaha. Dos motos muy completas, la refrigerada por aire a precio de escándalo pero bien equipada y la Pro, una opción muy interesante para los que buscan cosas más "serias". Toda una alternativa a la Yamaha WR y con una buena diferencia de precia a favor de la Rieju. Por cierto, la web de Rieju me parece la más interesante, especialmente por la posibilidad de configurar la moto a tu antojo, incluso se puede encargar como si estuvieses en un supermercado online, También ofrecen la opción de convertir cualquiera de estos dos modelos en una supermotard bastante asequible e interesante.


-Yamaha WR 125. En sus dos versiones, la X (trail/enduro) y la X (supermotard). Sin duda, el modelo más selecto y caro de este listado. No obstante, hablamos del modelo más "premium", Potente y con un mayor nivel de acabados del grupo. Compacta, alta, avanzada tecnológicamente.. vamos, que lo tiene todo para ser el modelo que más juego de a sus usuarios y la queda más cerca en cuanto sensaciones, a los modelos de A2.


-Rieju Tango 125. Un modelo muy curioso y, un poco como ocurre con la Van Van, "simpático". Sus lineas son casi una copia de la Yamaha Tricker, lo que da a entender lu ligereza y capacidad en terrenos difíciles. Es una trail que se asemeja más a un moto de trial-excursión. Comparte motor con la Marathon 125 AC, lo que denota que es un modelo tranquilo, básico, pensado como vehículo económico y la vez, con una personalidad característica. También es plenamente configurable, lo que nos permite tener una moto muy semejante a una enduro, o una cosa muy similar a una trial con ruedas de supermotard.



-Kawasaki KLX 125. A pesar de se un modelo de una marcas más conocidas del mundo de la moto, apenas ha tenido repercusión por estas latitudes. Es una trail clásica, al estilo de la Marathon o la WR, pero más amable que esta última y más pensada en pilotos noveles o de poca estatura. De hecho, su competidora podría ser  XL125R. Una rueda delantera de 19" o la altura del sillin a 83 cm lo ponen fácil. Y que sea una trail sencilla no quiere decir que sea un "hierro". Dispone de inyección electrónica, frenos de disco en ambos ejes, y un completo cuadro de instrumentos, además de tratarse de un moto muy ligera, 113 Kg. Dispone de una versión supermotard, la D-Tracker.


-Hyosung Karion. Sin duda, la competencia, al menos en lo que a ruedas se refiere, a la Van Van, aunque la coreana, tiene un carácter off road más marcado. Una mayor altura al suelo, mayor recorrido de suspensiones y más potencia que la Van Van son sus cartas de presentación. No obstante, es algo más brusca y  vibra más que la japonesa, siendo esta última más avanzada tecnológicamente (inyección versus carburador en la Karion y mejor gestión de las marchas gracias a un cambio de 6 velocidades).


-Keeway TX 125. Un pequeño guiño al compañero Deiotarus que ha disfrutado durante una buena temporada con esta pequeña moto de fabricación china. Muy económica y de aspecto resultón. Sencilla pero con detalles interesantes como son el doble disco de freno la horquilla invertida y una altura "amable" con los de estatura mediterránea. Hasta hace cuatro días, no hubiese apostado por esta marca, pero viendo la campaña de expansión que están llevando a cabo (han adquirido Benelli, se anuncian nuevos modelos cada vez más ambiciosos y al gusto europeo), he de poner mis reservas en cuarentena y dar un margen de confianza. Otro punto que hoy en día ya no veo claro, es el uso de carburador, pero claro, por menos de 2.000 € tampoco nos podemos poner muy remilgados.


Como decía algo más arriba, esto es solo una pequeña selección personal. Si queréis ver un listado mucho más amplio y que empieza a rozar a la enciclopedia por su extensión, os recomiendo ver el que elabora el bloguero y compañero Voromv. Este listado se publica anualmente con todas las motos trail, SUV y scrambler en el mercado. Por último, en la web http://www.moto125.cc/f125cc/ podreis encontrar las fichas técnicas de estos modelos. 

Saludos!!


jueves, 30 de junio de 2016

Luz al final del tunel

Hola a todos!

Sí. Creo que el título me ha quedado algo grandilocuente. Quizás hubiese quedado mejor algo así como "Lo que cambian las cosas el día que pillas la moto..." pero entonces hubiese pecado de obvio. El tema es que después de 15 meses, (si, 15 meses, o lo que es lo mismo, unos 450 días más tarde), pude hacer una escapada por campo con la CRF. Y la sensación fue magnífica. 

¿Os suena? Aquí tenéis la misma foto pero con dos años de diferencia.

De acuerdo que fue una salida corta, por terrenos bastante conocidos por un servidor y con límite horario (auto impuesto), pero fue doblemente especial. Por un lado, volver a recuperar las sensaciones que te da la moto al ir por pistas. Por otro, poder poner a prueba algunas mejoras que había instalado en la CRF pero que aún no había catado fuera del asfalto. Y los resultados fueron sorprendentes. 

Despuntaba el día..
 
Las pistas estaban perfectas.
Me doy cuenta lo rápido que se pierde la forma física y lo rápido que se aprenden los vicios. Acabé desfondando y en un par de ocasiones casi me voy al suelo por intentar negociar una curva como si lo hiciese con la CB500X y por llevar las presiones de las ruedas excesivamente altas. Acostumbrarse a no salir del asfalto tiene eso, que durante un rato pareciese un novato.

Mar y montaña a tocar.
Por otro lado, me ha dejado sorprendido lo bien que va la centralita que instalé anteriormente y que comenté aquí. La CRF no tiene la entrega de potencia de sus hermanas de enduro, de acuerdo, pero ha ganado un montón en bajos y en la estirada de las marchas "cortas". Hasta 3ª  la rueda trasera escarba en el suelo y derrapa con muchísima facilidad y levantar rueda, a poco que juegues con el peso y el embrague, se simplifica mucho. Genial para sortear trialeras o salir de curvas delicadas a golpe de gas. La moto se muestra muy contundente. Lineal en la entrega de potencia y sin estridencias, pero como digo, contundente a poco que le pidas. Luego, de regreso a casa, con desconectar la centralita, la gestión de combustible pasa a ser la de centralita de fábrica y es como si fueras con un mapa de inyección "modo ahorro de combustible". Una gozada de suavidad.

La combinación centralita - Michelin T63 demostró ser una garantía de diversión.

Resumiendo, que todas las tensiones, las dudas, preocupaciones del día a día, etc. ni que sea por un par de horas, desaparecieron de mi cabeza. 

Saludos!!!

La CRF en su hábitat natural.


martes, 31 de mayo de 2016

Contabilidad doméstica y motos (o algunos consejos para tener moto y no arruinarse en el intento).

¡Hola a todos!

Creo que los títulos de la entradas que escribo suelen ser ,en general, bastante indicativos del tema a tratar. En esta ocasión más descriptivo no se puede ser. ¿Realmente se puede mantener algo tan contradictorio como la moto, (algo, en la mayoría de caso, pasional), con llevar un cierto rigor de los gastos que esta nos acarrea (esto es, la racionalidad de un presupuesto, de una contabilidad)?

Ahora que lo vuelvo a leer, veo que es una pregunta muy larga pero que se puede resumir entre la dualidad entre la parte emocional y la frialdad de los números. 

Diréis que igual es consecuencia del bajón y momento de desquicie comentado aquí, y en parte acertáis, porque sí, bastante culpa tiene eso, pero no toda. Como consecuencia de ciertos cambios en el trabajo, programas de formación varios, etc, he tenido que hacer una "puesta a punto" de muchos conceptos y uno de ellos ha sido todo el trabajo con bases de datos y hojas de cálculo de una cierta envergadura. Pues bien, a modo de divertimento y para poder practicar conceptos con una temática más amena, me planteé el reto de elaborar una serie de formularios entrelazados con los datos de todas la motos que he tenido hasta la actualidad. 

Lo se, es una auténtica animalada y algo casi enfermizo (y también un punto freak..), pero es lo que tiene tener la costumbre de guardar las cosas. Finalmente y por un tema de salud mental del que os escribe, lo acoté a los últimos 6 años, por aquello de empezar con un número redondo. Aún y así, los resultados casi me provocan un infarto. A ver, un servidor sabe en que se gasta el dinero y se que en estos años me he gastado bastante en accesorios u otras compras más o menos innecesarias, pero hasta que no lo ves reflejado en pantalla como conjunto, no te das cuenta de la magnitud del tema. 

Motos que sobre el papel eran económicas, no lo resultaron tanto. Otras fueron, directamente, un pozo sin fondo. Curiosamente, las que más tiempo me han durado, han sido las más económicas de largo.Sin duda, la magia de los números no deja de sorprenderme.

La CB500X modificada a rueda de 19". Una moto "ex-económica", con un sobre precio de  más de 3000 €.

Así pues, si eres lector de este blog o has llegado aquí por casualidad y crees que tienes un agujero en el bolsillo del pantalón, (o en la cartera), te recomiendo que leas algunos breves consejos que, desde la máxima humildad, dejo para quien quiera leer (dando el punto de vista de un aficionado bastante dado a la compra un tanto impulsiva).


  • Ten un control de los gastos. Una pequeña tabla de excel o similares, es suficiente. Con cuatro datos es más que suficiente y tampoco se trata de actualizarla cada día. Simplemente es para, de un vistazo, poder hacernos una idea de por donde van los tiros.
  • ¡Cuenta hasta 10 antes de comprar! Esto es especialmente recomendable en las compras online. Planteate una pregunta, ¿Realmente me hace falta? Que si, que con tu dinero, tu haces lo que quieras. ¡Faltaría más! Simplemente se trata de no caer en la espiral de comprar sin más y acumular cosas que después, acaban estorbando. Y se de lo que hablo.
  • Compara y compara y vuelve a comparar. No te lances (en principio..) con lo primero que veas. Seguro que mirando en otro portal de compras o pasándote por otra tienda, descubres o mejores precios u ofertas más completas. Nadie regala nada, OK, pero tampoco hemos de pagar las cosas a precio de oro por que sí.
  • Márcate un presupuesto. Así de simple. Si tienes disponibilidad o es tu capricho, ¡Adelante! En el caso que, además de la moto tengas que pagar una casa, colegios, impuestos varios, imprevistos y todo eso con un sueldo "de currante", o te fijas hasta donde llegas, o te pillas los dedos en cuanto las cosas se tuerzan un poco. Cada uno tiene que ser consciente de sus límites.
  • Todo vehículo tiene unos gastos fijos, como son el seguro, los impuestos municipales, las revisiones periódicas (ITV) y, según el caso, los gastos del alquiler o propiedad de un aparcamiento. La mayoría de estos gastos, son los que son y poco podemos hacer, pero respecto a seguro, por ejemplo, si podemos ahorrar. Vuelvo a un punto anterior: compara y vuelve a comparar. Internet ha puesto muy fácil las cosas en este punto. Lo mismo digo en lo que respecta a alquileres y demás.
  • Si puedes, lánzate a hacer el mantenimiento tu mismo. Si, no soy el más indicado para hablar de esto y los gastos de taller son un lastre para mí, pero justamente por eso, insisto en ello. Si sabes algo de mecánica, tienes mucho ganado y si no es así, con algo de espacio y algún manual o conexión a internet, puedes hacer más de lo que te imaginas y ahorrándote mucho dinero.  Otro tema es que compres la moto como una inversión y te interese que en el libro de garantía te figuren los sellos del servicio oficial. En este caso, toca pasar por caja por todo. 
  • No abuses de documentales ni vídeos plagados de propaganda encubierta. Si.. Yo fui uno de los muchos que "picó" por culpa del documental del Sr. McGregor. Y se que no fui el único. Piensa esto, el hecho que te compres este o aquel modelo de moto, o esta cámara de acción en lugar de aquella otra ni te va a hacer mejor piloto ni vas a vivir más aventuras que nadie. Algunos de los mayores aventureros que conozco no han dado la vuelta al mundo, ni han sido patrocinados por nadie en su vida, ni llevan motos que pasan de muchos miles de euros, pero cada vez que me cuentan alguna anécdota de su último viaje o de próximo proyecto se me despiertan las ganas de recorrer mundo.
  • Por último, un punto que resume un poco todo lo anterior. Usa el sentido común. Gasta el dinero que tengas que gastar, pero se consciente de lo que haces. A toro pasado, no sirve lamentarse. Hay un dicho popular que también podemos aplicar aquí y es que "no hay malas motos (ni accesorios añado yo), sino malas compras".
Tienda de accesorios. La perdición el comprador (motero) compulsivo.
De     todo lo dicho anteriormente,   he de decir que me he saltado la mayoría de puntos y es que no puedo evitar intentar tener las motos un tanto personalizadas a mi gusto. Por eso mismo, que quede claro que ni prejuzgo ni cuestiono a nadie. Como he dicho ateriormente, esto son solo unas reflexiones en voz alta que seguramente muchos habeis formulado interiormente alguna vez, pero que creo que pueden ayudar. Y ante todo, ¡¡disfrutad de la moto!!

Saludos!!!


Pd. Me he dejado cosas en el tintero, pero es que tampoco quería hacerme pesado..
Ppd. Si hacéis una tabla de excel como comento, no se la enseñéis nunca a vuestra pareja a menos de querer finalizar vuestra relación!!! :-))


miércoles, 13 de abril de 2016

Crisis.

Pues sí.

Estoy en crisis. No tengo tiempo, no tengo claridad y lo que es peor, hay veces que estoy tan cansado, que no tengo ni ganas.

¿Ideas? ¿Posibles temas a tratar? Centenares, de hecho, tengo tal batiburrillo de cosas en la cabeza que no se como sacar, que tengo miedo que un día me explote y lo que único que quede sea confusión, un caos de ideas antiguas, de imaginaciones mías, de proyectos inacabados, de otros apenas empezados, de planes de corto, medio o incluso de largo plazo. Como digo, un caos total.

¿Como se puede pretender tener un blog de motos sin apenas ir en ellas? Tengo dos motos, pero me falta lo que decía antes, tiempo, energías, calma para poder plasmar cosas. En un año apenas he podido rodar 3000 Km entre las dos y la CRF desde hace 11 meses que está en el garaje.

Si que tengo una cosa que me ronda por la azotea y que en cuanto tenga un día, con un par de horitas libres, voy a materializar. Solo una pista. La simplicidad es lo que triunfa.

Saludos.Y vosotros que podeis, rodad un poco con vuestra máquinas.