Buscar este blog

miércoles, 18 de septiembre de 2013

Bolsas blandas Wolfman.

Hola a todos!!

En esta entrada os quiero comentar mis impresiones con respecto a las bolsas de equipaje de la marca americana Wolfman. Que quede claro, antes que nada, que se trata de un opinión personal, no de un publireportaje ni nada por el estilo, ni tampoco es un review, analizando todo en detalle, que un servidor no saca ningún provecho de escribir ni tampoco tiene tanto tiempo como para entrar a saco en el tema.

Antes que nada, explicar que Wolfman es, como decía anteriormente, una marca norteamericana fundada en 1992 y está especializada en la fabricación de bolsas de equipaje claramente orientadas a los viajes de aventura y el off road, si bien en los últimos años, han ido ampliando su catálogo a más tipos de moto. Como pongo en el título de esta entrada, se trata de bolsas blandas, fabricadas con una tela de gran calidad tipo cordura. Este tema hace que sean ligeras y bastante resistentes, además de facilitar que quepa mucho más de lo que inicialmente puede parecer. 

Estas bolsas (y esto es extensible a toda la gama de Wolfman) están plagadas de pequeños detalles que muestran el mimo (y el conocimiento de los viajes fuera del asfalto) con que se han hecho: bolsillos interiores, múltiples aros tipo "D ring" en los que sujetar otros elementos de equipaje o pulpos, materiales textiles de gran dureza, a prueba de arrastrones, etc. En las diferentes motos que he tenido, he equipado este tipo de bolsas y la verdad es que estoy francamente contento con el resultado que me han dado. Concretamente cuento con la Enduro Tool Bag (una pequeña bolsa trasera, de unos 2 litros de capacidad), la Enduro Tank Bag (una bolsa sobredepósito de unos 6 litros), y las alforjas E-12 Saddle Bags (22 litros en total).

La CRF con las alforjas E-12 y la Enduro Tool Bag.

La Freewind con su Enduro Tank Bag, fantástica para motos con depósito no metálico.

Mi querida XL200 con la Enduro Tool Bag.
Como veis, se trata de la gama Enduro, esto es, de pequeña capacidad y aptas para todo tipo de motos, pero principalmente, para motos de volumen contenido, como puede ser una enduro o, como es el caso, la CRF250L. A priori puede parecer que hay poca capacidad para llevar equipaje, pero las apariencias engañan, y si queremos viajar ligeros o en plan "aventurero", con llevar lo mínimo es suficiente y creedme, en estas bolsas acaba cabiendo casi todo. Otra de las ventajas de las bolsas de esta marca, es que se trata de un sistema que es modular, esto es, que podemos añadir otras bolsas o accesorios, como por ejemplo, una bolsa trasera auxiliar, o unas botellas de combustible por ejemplo, de forma fácil, multiplicando la capacidad de carga en segundos. No obstante, tienen algún pero y es que no son impermeables, a pesar de soportar bastante bien el agua y por otro lado, los sistemas de sujección, son universales y a veces en algun modelo de moto muy concreto, no acaban de ajustarse como debieran, pero esto es una excepción.

Como decía, un sistema modular.. o era una "moto anuncio"??
Evidentemente, hay más marcas que fabrican sistemas de equipaje similares, como pueden ser Giant Loop, Touratech o Kriega, por poner unos ejemplos conocidos en el mundillo del off road, pero quizás, con el permiso de Touratech, son las Wolfman las que más se han popularizado entre los usuarios de trail ligeras o enduros (y ni que decir que el alto nivel de calidad es similar en las tres marcas).

Si queremos hacer viajes muy dilatados en el tiempo, o con una moto de gran tamaño y no nos importa demasiado el llevar dos kilos más o menos de equipaje, los sistemas como las maletas rígidas o los top-case, como acostumbra a verse en la maxi trails,  pueden ser más atractivos, pero cuando lo que interesa es ir ligero o vamos a ir por terreno en mal estado, mejor la simplicidad y ligereza de este tipo de bolsas, pero como se suele decir  para gustos, colores.

Esta es una manera de viajar, una maxi con todas las maletas...
.. y esta es otra manera, con pequeñas bolsas aprovechando cada pequeño hueco.
Saludos!!!!

Pd. si os interesan las bolsas Wolfman o Kriega, no dudeis en consultar a Toni de motoristas.com, pues son distribuidores oficiales de estas dos marcas.

martes, 17 de septiembre de 2013

De Barcelona hasta el nacimiento del Llobregat.

Hola  a todos!!

Por fin, casi tres meses después de la compra de la CRF, he podido hacer una ruta como Dios. Han sido casi 300 Km, de ellos, más de 100 por pistas atravesando las comarcas del Bages, Osona y Bergedà. Una pura y autentica gozada. En esta salida, de paso, he podido probar algunos de los "juguetes" nuevos que he instalado. Para vamos por partes.
 
La Hondita con sus "juguetes" lista para la ruta.
La ruta completa era Manresa - La Pobla de Lillet- Manresa y estaba dividida en dos días. Así mismo, era una ruta circular, en la que la ida no coincidía con la vuelta. Un servidor, por problemas de tiempo, se tuvo que confirmar con media ruta, hasta llegar a los alrededores de Borredà. Pasamos por terrenos muy variados, desde tramos (pequeños) de autovía, a enlaces en carreteras de montaña, de aquellas reviradas, con el firme en mal estado y precipicios al lado. Por supuesto, lo mejor fueron las pistas de tierra, muy suelta y llena de guijarros y polvo, así como tramos que parecían auténticas tarteras, llenas de piedras de tamaño respetable, con escalones y escasa adherencia e incluso, alguno trialera en la que, por precaución, preferimos darnos la vuelta. En definitiva, multitud de terrenos donde perderse y donde uno no se aburre nunca. La quintaesencia del Trail.

Había mucha grava y tierra suelta..

.. y también había rios..

.. y caminos que aún conservaban algo de humedad.
La CRF ha demostrado estar a la altura. Con el rodaje casi a punto de terminar, (corrijo, completo después de esta jornada), la moto se nota mucho más suelta, y en esta mezcolanza de terrenos, se mostró muy firme y manejable. Las suspensiones han trabajado mejor de lo que pensaba, dando bastante seguridad. El único pero lo tengo que poner en las gomas. Con los IRC que monta de serie, en zonas con polvo o tierra muy suelta, guijarros, etc., se va muy inseguro y hay que bajar las presiones en torno a 1 ó 1.2 atmósferas para ir cómodos. En la presión que marca el fabricante, de 1,5 at., la sensación es de ir deslizando continuamente. El otro pequeño pero es la autonomía. Haciendo carretera no es mala, pero en montaña, sobre todo si el tramo es algo técnico y vamos con marchas cortas, aumenta el consumo por encima de los 4 litros. A ver, es un consumo que sigue siendo bajo, pero claro, con menos de 8 litros de depósito (algo que obviamente, ya sabía y tenía asumido de antemano), en ciertos momentos puede llegar a inquietar.

Siguiendo a Nina de cerca.

Josep, con su DRZ400 mostrando como se había de bajar esa pendiente.

Un alto en el camino.
Sobre lo que comentaba de las suspensiones, sinceramente, son, junto con el diseño y los acabados (tapón del depósito de combustible aparte) lo mejor de la moto. Estan en un punto óptimo de reglaje, lo suficientemente blandas para tragarse los baches en las pistas, pero al mismo tiempo, lo suficientemente firmes en carretera (siempre que no vaya mas en "modo racing on"). En varios puntos del camino fue posible pegar algún que otro saltito y la Honda no hizo ni topes de suspensión ni ningún extraño. Una pasada.

Un servidor por el río, con su peculiar estilo.

Y es que la Honda va muy bien!!!

Un tramo más complicado de lo que parecía.
Un día de esos que cuando llegas a casa, lo haces con una sonrisa de oreja a oreja, satisfecho contigo mismo, con la compra que has hecho y con la sensación que esto es sólo el principio.

Estoy contento!! jejejeje..

Saludos!!

Pd. quisiera agradecer a los compañeros Fazer, Nina, Motocross y Cherokee del foro motostrail.com por haber montado/participado esta salida, así como por las fotos.

lunes, 2 de septiembre de 2013

Retorno y reflexiones.

Hola a todos!!

Antes que nada, disculpas por el silencio que ha durado casi dos meses. Entre que por una lado no he pillado la moto apenas, que he estado de vacaciones familiares y que cuando he regresado a Barcelona, he tenido más trabajo doméstico que otra cosa, he descuidado el blog más de la cuenta. Prometo ponerme manos a la obra.

Como acto de contrición, antes de realizar un articulo sobre no sé que moto, o sobre una salida en solitario o con amigos, quisiera poner de manifiesto una reflexión (motera) en voz alta sobre un fenómeno que he visto durante estas vacaciones. El tema es que, circulando por el eje pirenaico y sus alrededores, una zona impresionante por cierto, he visto muchísimas motos, tanto en grupos grandes, como en solitario, como viajeros que llevaban varias semanas de camino y otros muchos que solo iban por la zona a hacer un rato de curvas y he observado dos cosas:

-1º: La gran abundancia de trails. No he hecho ningún estudio científico al respecto, pero prácticamente se podría decir que la proporción era de 2 a 1 con respecto a las motos de turismo y de 4 a 1 con respecto a las deportivas.

-2º: La diferencia de la antigüedad media entre las motos extranjeras y las nacionales. Y este es el punto sobre el que quería reflexionar. Vi muchas motos de matricula alemana, francesa, austriaca o incluso italianas y, salvo excepciones, predominaban motos que diríamos que pertenecen a la “generación anterior” a la actual. Me explico, donde en las motos de matricula española, las reinas serían la BMW 1200 Gs en su variante 2012, en las de matricula alemana o austriaca, por ejemplo, eran la 1150 Gs o la F650, motos que en el mejor de los casos tienen un mínimo de 10-12 años y muchos miles de kilómetros encima.

Sobre la primera observación, poco hay que decir. Se trata de una zona de alta montaña, con puertos considerables, algunas carreteras en mal estado o con tramos muy revirados, numerosas pistas no asfaltadas, etc., que favorecen que sean las motos de corte polivalente por encima de otras modalidades, las que predominen. Es el segundo punto el que más me ha llamado la atención.  ¿Se trata de un tema de fidelidad de marca-modelo de moto? ¿Es que en los otros países europeos no se incentiva la renovación del parque móvil? ¿O es más bien que aquí, si no vamos con el último modelo de lo que sea, resulta que no lo “hacemos bien” y somos muy cutres? 

La BMW F650 Funduro.. casi 20 años encima y sin parar de viajar!!

Vale, esta foto es de Alaska, no del Pirineo.. Pero se ve que la "vieja" Gs es una abuela viajera!!
 Francamente, en un momento como el actual, en el que se vuelve a valorar la durabilidad de los objetos enfrente de la obsolescencia programada, me pareció interesante, además de muy grato para la vista, poder ver modelos relativamente anticuados, como la BMW 1150 Gs, o su hermana pequeña, la F650 “Funduro”, o incluso alguna Freewind o alguna Pegaso de las primeras, de allá por el 1997, o XR’s con casi 18 años encima. No se, quizás deberíamos pararnos a reflexionar sobre la duración de las cosas, de la velocidad con la que renovamos y cambiamos de monturas viendo con que viajan nuestros vecinos del norte, ellos, más ricos que nosotros, menos afectados por esta crisis que ya dura demasiado, podrían seguramente llevar el último modelo, plagado de tecnología, CV’s y gadgets varios que jamás podrán llegar a aprovechar la mayoría de sus usuarios  y sin embargo, con esas “antiguallas”, recorren media Europa, sin ningún problema.

Y luego vas y te encuentras.. esto. Desde Alemania con esta XR. (Gentileza de Fazer de Motostrail.com)
 En fin, que he vuelto pensativo. :-)

Saludos!!