Buscar este blog

viernes, 14 de enero de 2011

A proposito de Jesús..

Buenos días a todos...

¿Que tal estáis? antes que nada, perdón por la desconexión total que ha durado seis meses, pero es que simplemente, no tenia ganas de contar nada. Hay muchas historias para explicar, pero no me apetecía. Reconozco que he pasado por una etapa un tanto egoísta y en la que necesitaba reflexionar sobre muchas cosas.

Hace unos días, como suelo tener por costumbre, conecté el ordenador y comencé a navegar en los diferentes diarios online que circulan por la red.. Es una especie de rutina, un hábito que tengo, irme a trabajar estando informado de lo que ha pasado y lo que se cuece por el mundo. El tema es que se está corriendo el Dakar. Bueno, soy de la teoría que deberían cambiarle el nombre, por que lo que evoca es una aventura en zonas de África, peligrosas de por si, pasando por lugares en los que, en muchas ocasiones, no se ha visto un vehículo antes. Pero bueno, las amenazas globales, las nuevas tecnologías, y sobre todo, que se trata de un negocio basado en la competición, han propiciado el cambio de ubicación y filosofía, que no de nombre.

Leyendo la lista de participantes inscritos, me he llevado una grata sorpresa, (aunque ahora que lo pienso, era algo bastante predecible), pues uno de los inscritos es el televisivo Jesús Calleja. La verdad es que soy seguidor de los programas que hace, y me resulta una persona simpática. Vamos, que es un tipo que cae bien y que por otro lado, hace cosas que son francamente interesantes y cargadas de aventura, o al menos, esa sensación transmite (aunque ya se que muchas veces es más show-bussines que aventura...).

Al leer esta noticia y ver las imágenes de la carrera, los sufrimientos de los pilotos, de Jesús Calleja en particular, de mi admirado Marc Coma, las imágenes de esfuerzo y competencia por un lado, de compañerismo y solidaridad, incluso entre rivales, me ha hecho recordar el propósito con el que nació este blog. Joer!!! Si lo que yo quería hacer era comentar un viaje!!! Como podreis imaginar, el viaje no fue exactamente como preveía, pero no por ello hay que silenciarlo. Al contrario, con el paso del tiempo he aprendido a apreciar el viaje que hice por África, en Túnez y en buena compañía.

Por ese motivo, iré desgranando en algunos "capítulos" como se gestó y se llevó a cabo semejante estupidez (esto serían palabras de mi madre....).



Saludos a todos!!!