Buscar este blog

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Un pequeño parentesis.

Hola a todos!!

Lamento haber parado un poco la progresión del blog, pero las circunstancias personales mandan y durante unos días, quizás unas semanas, no podré escribir tan asiduamente como me gustaría, pero tranquil@s, que es por una buena razón. :-)

Ya os iré dando noticias y escribiendo a medida que me sea posible. Por el momento, si teneis la urgencia de  leer blogs o publicaciones del mundo de la moto trail, os recuerdo el foro www.motostrail.com y dos revistas online muy interesantes, una especifica del mundillo trail, http://info-trail.blogspot.com.es/, muy interesante y que permite descargarse la revista a nuestro Pc, y otra más generalista, pero no por ello menos interesante, http://www.moto125.cc/f125cc/, especializada en motos de 125 cc como dice su título.

Que disfruteis de los enlaces!!

Saludos!!

martes, 20 de noviembre de 2012

2ª etapa (Kairouan - Tamerza)



Hola a todos!!

Continuamos el viaje..

Después de pasar la noche en Kairouan, continuamos nuestro camino hacia el suroeste.  La ruta que seguimos fue de Kairouan hasta Tamerza, pasando por Sbeitla, Kasserine y el parque natural de Djebel Chambi. En total unos 300 kilómetros, todos ellos por asfalto pero donde las zonas áridas irian ganando cada vez más territorio.
 

Saliendo del "hotel" de Kairouan. Nótese la basura a la izda. de la foto.
 
Así pues, marchando a buen ritmo, hicimos la primera parada en Sbeitla, ciudad famosa por sus numerosos restos romanos. Me gustaría hacer un paréntesis en este punto puesto que hay que recordar un poquito de Historia antigua y es que Túnez, antes conocida como Cartago, fue el principal dolor de cabeza de la entonces República de Roma. Después de derrotar a Aníbal, el famoso general cartaginés, los ejercitos romanos conquistaron Cartago, borrando casi por completo del mapa cualquier resto de ella, convirtiendo a la actual Túnez, en una de las principales provincias romanas del norte de África. Por esta razón, en la actualidad se pueden encontrar restos romanos por toda su geografía y Sbeitla, (o Safetula, como la conocían entonces...) es uno de los mejores ejemplos.

Aquí podeis ver un pequeño resumen de la arquitectura que se encuentra en Sbeitla:  
http://es.wikipedia.org/wiki/Sbeitla  

La entrada a la zona de las Termas en Sbeitla.

Contento por las ruinas!!

En Sbeitla, conviven ruinas romanas, con otras construcciones bizantinas.

El templo de Júpiter.

Después de este parón cultural, seguimos avanzando hasta atravesar Kasserine, una ciudad con varias universidades, en que nos sorprendió la juventud de su población. Esta ciudad también es famosa por que en sus alrededores se libró una de las batallas más importantes de la 2ª Guerra Mundial, la del Paso de Kasserine, una de las últimas victorias del General Rommel en África. La verdad es que apenas paramos en Kasserine, porque a pesar de su importancia histórica y de ser una lugar muy dinámico por la juventud de sus habitantes (Kasserine fue uno de los centros más activos durante la revolución del 2011  que acabó con la dictadura de Ben Alí), no es una ciudad especialmente bonita o destacable,  así que seguimos el camino hasta el parque natural de Djebel Chambi, uno de los pocos e interesantes espacios naturales protegidos que hay en el país.

Este parque es una especie de oasis, una isla verde en mitad de las zonas áridas. No es que sea un entorno especialmente exuberante, pero contiene un interesante bosque de pinos,  así como una representación de los principales  mamíferos de la zona, como antílopes, cerdos salvajes y varios tipos de cabra silvestres, aunque la verdad, no conseguimos ver ninguno de ellos!! Así que hemos de suponer que lo que decían los carteles de interpretación del parque eran ciertos y esos animales estaban allí, ocultos... jejeje.. El parque da nombre a la montaña más alta
de Túnez, con 1544 metros de altura sobre el nivel del mar.
http://www.protectedplanet.net/sites/13963


A la salida de Kasserine.

Foto de grupo..

Otra foto de grupo!! esta delante de la entrada del Parque Natural

y otra foto de grupo... en medio del pinar.

El punto más alto de Túnez!! 1544 metros

La moto de Goyo enfocada hacia el sur.. se ve el cambio de paisaje...

Para cuando nos dimos cuenta, estaba oscureciendo y teníamos que encontrar un sitio donde dormir. La previsión era llegar a Tozeur ese día, pero estábamos lejos aún y decidimos pasar la noche en Tamerza, una pequeña ciudad construida en torno a un oasis, con cascadas y todo, aunque esa noche no pudimos verlas, eso quedaría para las las primeras luces de la mañana. En esta localidad encontramos un pequeño camping en el que cenamos y pasamos la noche y pudimos sentir la sensación de dormir bajo la luz de las estrellas... 


La primera señal de "precaución, camellos" que vimos.

Fueras donde fueras, la sombra de los minaretes era la predominante.

Decidiendo que carretera tomar...

Ya era de noche y estabamos a un tiro de piedra de la frontera.

Cenando en el Camping Oasis Touareg de Tamerza.
 
Continuará...

viernes, 16 de noviembre de 2012

Viaje.. 1ª etapa

Hola a todos!!

Después del encuentro de Madrid cada cual se fué para su casa con deberes. Poco a poco se confeccionaron los tracks que habíamos planificado y fuimos equipándonos con lo que nos faltaba, tanto a nivel de equipo como de moto. En mi caso, aproveché para instalar las defensas de protección del motor, un extra indispensable en una moto como la Gs. En este punto, se nos unió un cuarto miembro al grupo, Juanma, desde Valladolid. Todo un crack con su Africa Twin, como comprobaríamos más tarde. Capaz de pegarse todo el viaje en camiseta y tejanos (con una simples coderas para protección personal) y carrileando entre las dunas sin dejar de fumar.

Así pues el equipo era el siguiente:

-Xavi (un servidor) desde Barcelona con una Gs 1200
-Joan desde Lleida con una KTM 990 adventure
-Goyo desde Huelva con otra Gs 1200
-Juanma desde Valladolid con una Africa Twin.

Goyo y Juanma eran los más experimentados sobre la moto, además de saber mucho de mecánica, lo cual es muy importante en un viaje de este tipo en el que  no llevas asistencia. Joan, con algo menos de experiencia que Goyo y Juanma, suplía ese handicap con un plus de energía y decisión, además, como los otros, también había estado ya en el desierto de Marruecos.. El menos fogueado del grupo era yo.

Llegó finalmente la víspera del viaje y fijamos como punto de reunión mi casa, puesto que Barcelona era el punto más cercano a Marsella, donde habíamos de embarcar. Goyo y Juanma se coordinaron para hacer el camino juntos hasta mi casa, lo cual supuso que saliesen un día antes de viaje y Joan, al vivir más cerca, lo tuvo más fácil para venir.

Esa tarde, el 6 de octubre, finalmente nos conocimos cara a cara todos. No puedo hablar por los demás, pero apenas pude dormir esa noche, supongo que debido a una mezcla de nerviosismo ante la inminencia de lo que nos esperaba, la excitación propia del viaje, o que simplemente, nos fuimos a dormir más tarde de lo que tocaba después de estar hablando mucho de motos y experiencias previas.


El grupo al completo!!
 

Aprovechando para repostar y desayunar algo cerca de Perpignan.
Al día siguiente, a las 5 de la mañana, nos pusimos en marcha. La meta era Marsella, a las 13:30 si queríamos tener margen de tiempo. Lo cual implicaba que debíamos ir “con brio”. Aquí es donde se ratificó que las motos que llevábamos eran ideales para este tipo de viajes. Este tramo asfáltico, lo cubrimos en el plazo que nos marcamos sin ningún problema y un poco antes de la hora fijada, llegábamos al puerto de Marsella.. Primer reto conseguido!!
 
Ahora, y a contrareloj, a embarcar las motos en el ferry, asegurarlas bien y coger lo que íbamos a llevar en el trayecto. Un consejo?? Llevad algo que os distraiga. 24 horas de viaje son muchas y llega un momento en que apetece estar un rato en soledad y tranquilo y para eso un libro o algo de música puede ser una buena solución. Otro consejo, dependiendo de vuestro poder adquisitivo, (salvo que vayáis en grupo como fue nuestro caso), mirad algo más apañado que las “butacas”. Si podéis, mirad un camarote y es que en las butacas apenas se puede dormir, aparte que el choque cultural puede ser bastante “intenso”. También recordad que, a pesar que dentro del barco os harán rellenar una serie de impresos de tipo control de aduana, cuando desembarquéis, aún habréis de perder más tiempo validando vuestra documentación. Así que paciencia, mucha paciencia...

El grupo esperando para embarcar en el puerto de Marsella

Joan no pudo más y acabó rendido...


Abandonando Europa..

Distracciones para la travesía.
Y finalmente.. llegamos a Túnez!!!!!  No se por qué, me esperaba un calor abrasador al llegar al puerto y la verdad es que no fue para tanto, de hecho, la sensación térmica fue parecida a la que había en Barcelona. Acto seguido, comenzamos con los trámites burocráticos. Reconozco que fuimos rápidos, porque en unas 3 horas lo habíamos solucionado. Salir del centro urbano de Túnez también fue otra odisea... Carreteras y más carreteras que se cruzaban, carteles que no entendíamos, mi  falta de dominio del GPS tampoco ayudaba mucho, pero finalmente, y después de dar algún que otro rodeo, abandonamos la ciudad para ir rumbo suroeste. Nuestra intención era ir hacia el sur, siguiendo la frontera con Argelia y luego volver hacia el norte siguiendo la costa.

Saliendo de la zona aduanera. Estábamos contentos!!
 
La verdad es que tarde un poco en reaccionar al bombardeo de estímulos, de imágenes, de sensaciones que tenía en aquel momento. Joder... ¡¡estaba en Túnez!! Estaba haciendo realidad el viaje que llevaba planeando desde hacía tanto tiempo!!  No obstante, lo que se veía por la carretera no era especialmente idílico:  basura, muchas bolsas plástico en los margenes de la misma. Desde luego parece que la globalización del plástico llega a todos los sitios. La otra cosa que sorprendió, era la cantidad de carromatos andrajosos que se llegaban a ver.
 
Decidiendo que camino tomar..

Restos de una acueducto romano a las afueras de Túnez capital.
Autoretrato vestido de "romano".
Ese día, finalmente hicimos pocos kilómetros, apenas unos 160 hasta llegar a Kairouan. Todos por carretera, en bastante buen estado, todo hay que decirlo. Fueron bastantes menos kilómetros de lo que deseábamos pero entre que llegamos a puerto a las 14:00, la lentitud de los trámites en la aduana y el tiempo que perdimos en salir de Túnez capital, se nos hizo de noche en seguida.  Además, Kairouan es una ciudad digna de ver. Es la primera ciudad santa del Islam en el Magreb y es Patrimonio de la Unesco.(http://es.wikipedia.org/wiki/Kairouan) Dispone de una de las joyas de la arquitectura islámica del norte de África, como es su gran mezquita, que hay que decir que no pudimos ver por dentro al ser ya de noche, pero si vimos como se iluminaba su exterior. También hay que destacar su centro histórico, circundada por la Medina, la ciudad amurallada. Sorprende al pasear por su calles de noche, por sus contrastes de luces y sombras, así como los colores, mezcla de blancos en las fachadas de las casas y azul en las puertas y ventanas. Encontramos alojamiento muy cerca de una de las puertas de la entrada a la Medina, en una hostal muy muy sencillo y barato... y sucio. Bueno, no se puede tener todo en esta vida!!!  Por unos 10-12 €, dormir, desayuno y motos “en garaje”. Pero las picaduras de mosquitos y chinches también iban incluidas en el precio. Y esa, es otra historia. 

Entrada a la Medina de Kairouan

Esta es una tienda de alfombras... bonito constraste de colores..
 
Callejando por la ciudad..


Detalle de la habitación... sin comentarios.

Amaneciendo sobre los terrados.

Preparando las motos antes de iniciar el día.

Desayuno continental.

¡Que aproveche!

Continuará...

lunes, 12 de noviembre de 2012

Olor a 2 tiempos...

Hola a todos!!

Haré un pequeño paréntesis sobre lo referente al viaje a Túnez para explicar que, ayer domingo, participé en una salida organizada por Fazer y Nina, desde el foro motostrail.com. La salida en cuestión fue de tipo asfáltica, en parte por la falta de tiempo y en parte por las malas previsiones meteorológicas que había. El destino de dicha ruta fue Perafita, en la comarca de Osona, y más concretamente en el Lluçanès.

La excusa planteada era asistir a la 19a Trobada de la Moto Clàsica de Muntanya. La verdad es que fue una autentica gozada, tanto por la ruta que hicimos, con una zona de curvas muy entretenidas y en muy buen estado, que permitían buenas enlazadas y sin apenas tráfico, como por la gastronomía que degustamos, como, y esto es lo más importante, por la auténtica colección de bellezas motorizadas que pudimos ver.

El espacio de la Feria estaba separado en tres zonas, un pabellón en el que había paraditas con repuestos y piezas para moto clásica, alguna moto restaurada, preciosas ellas y también la zona en la que desayunaron los pilotos participantes en la Trobada; la otra zona era un pequeño circuito de cross, donde se veían las locuras que aún eran capaces de hacer estas motos "viejunas" (dicho esto con todo el respeto...), y una zona técnica para las motos de trial.

Os dejo una pequeña selección de fotos.

En el punto de salida..
Reponiendo energías!!


Empezamos con las bellezas..

Una preciosa Ossa.

Más Ossa's!!! La Mike Andrew's Réplica.

Que bonitas las Montesa Cota en todas sus variantes...

Las motos en el circuito de cross.


La zona "trialera".
Embobados mirando las motos acabadas de restaurar..

Una rareza, la Vicru Llebre de 75cc.

Preciosa, ¿verdad?


En resumen, una mañana muy agradable, con buena ruta, mejor compañía y un olorcito a motor de 2 tiempos. Mmmmmm.... que recuerdos que evoca....

Saludos!!!

viernes, 9 de noviembre de 2012

Planificación de la ruta.

Hola de nuevo!!!

Como decía en la entrada anterior, llegó el mes de agosto y planteamos quedar los integrantes del viaje para conocernos y empezar, ahora sí, con la planificación del viaje. De hecho, lo único que teníamos claro eran las fechas del mismo!!  Salíamos el 7 de octubre del 2010 a las dos de la tarde desde Marsella, y la vuelta estaba programada para el día 17 de octubre a la una y media del mediodía. Como cada trayecto era de 24 horas, esto nos dejaba una ventana, del día 8 al 16 de octubre para estar en Túnez, sobre los que había de planificar la ruta.

A Joan, como había comentado, ya lo conocía de alguna salida por Catalunya, y como que me pillaba de camino hacía Madrid, pues lo recogí e hicimos el viaje juntos en coche, por desgracia para nosotros, por el incidente del ABS que ya comenté. Finalmente llegamos a Madrid y conocimos a Goyo, y pudimos comprobar que había química en el grupo y que el proyecto podría salir bien... o eso esperábamos!!

Tirando de un buen mapa (Michelin 744), de programas de planificación de rutas para GPS (Mapsource) y con alguna guía de viaje, fuimos concretando la ruta. También hay que decir que, para planificar los tracks finales, utilizamos una guia-rutómetro que el compañero Goyo tenía de una revista de 4x4.

Inicialmente, la ruta que habíamos previsto era de unos 3.209 km aproximadamente, repartidos en 15 etapas, de los cuales 2.231 km eran de asfalto y 978 de pista. Las  etapas  eran de no menos de 200 km y no más de 300. Algunas se podían cortar perfectamente para tener más días de relax y turismo e ir sin agobios. Obviamente, hubo etapas que hubimos de descartar por temas de tiempo (no teníamos más que 10 dias para están en Túnez) y otros, por temas de seguridad y permisos. Para que no se cargase de trabajo uno más que los demás, decidimos fotocopiar el rutómetro y cada uno se encargó de pasar al GPS los tracks, En total unas cinco etapas por participante. Además, Goyo decidió llevar, aparte del GPS, el roadbook, como un plus seguridad.. y es que en medio del desierto, la electrónica puede fallar y los GPS desconectarse, y en estos casos, no hay nada mejor que un mapa de papel o unas indicaciones sobre dicho soporte.

Así pues, las etapas que planificamos fueron:
Mapa de la ruta que planificamos.





-Túnez - Kairouan
- Kairouan - Tozeur
-Tozeur - Douz
-Douz - Ksar Guilane
-Ksar Guilane - El Borma
-El Borma - Tatouine
-Tatouine - Isla de D’jerba
-Isla de D’jerba - Sousse
-Sousse - Túnez






Algunas de estas etapas tenían pequeñas variantes, rutas circulares, etc. Y ya os digo, que aunque en lineas generales, seguimos este camino, hubo etapas que directamente no se hicieron y otras que se tuvieron que acortar o alargar, y que muchos finales de etapa no se hicieron donde planificamos y es que 200 Km, algo que en Europa se puede hacer sin esfuerzo en poco tiempo, en función del camino escogido, en África se convierten en un dia entero.

Así pues, en temas de navegación la cosa quedó de la siguiente manera: Cada uno llevaba su GPS (en mi caso, un Garmin Etrex HCX, pequeño pero bastante versátil), el mapa antes citado, y además, Goyo llevaba el Roadbook por si fallaba el GPS. También es recomendable llevar una tarjeta de memoria adicional, con los tracks guardados, por si acaso. Además en esa tarjeta de memoria, siempre puedes añadir copias digitales de documentación, por si se pierde algo y es que es raro llegar a algún pueblo o pequeña ciudad y que no tengan un cibercafé con acceso a impresora.. Es aconsejable también una buena guia de viajes.. En Barcelona por ejemplo, teneis la librería Altaïr, en la Gran Via entre Balmes y Rambla Catalunya, toda una institución entre los viajeros de toda la zona.. allí tienen de todo en cuanto a mapas, guías, libros de viaje, etc.

La siguiente discusión fue acerca del material que cada uno llevaría.. Como llevabamos motos grandes, con buena capacidad de carga y potentes (2 BMW GS 1200 y una KTM 990 Adventure), en principio esto no era ningún problema (¡Que equivocado estaba!).  Lo que pasó es que al final, acabé cargando la moto con cosas que no utilizaría y dejando fuera a otras cosas que si hubiese necesitado.  Aparte del equipo de moto que cada cual llevaba a cuestas (peto integral, pantalones de cordura, chaqueta trail, de las que puedes quitar las mangas para ir más cómodo por el campo, buenas botas y casco), y que a larga, sería la ropa que más acabaríamos utilizando, había que llevar ropa de calle, alguna muda de camisetas y algún calzado cómodo para cuando dejásemos las botas para ir a visitar las ciudades o los pueblos en los que hicieramos noche... Como no, ropa interior de recambio, que no falte. De todo esto que comento, no es necesario llevar muchas cosas, puesto que llevando un poco de jabón para ropa (dentro de un bote para recogida de muestras de orina por ejemplo, que es estanco y ocupa muy poco), puedes ir lavando y con el calor que hace en Túnez, la ropa se seca en un momento, o si no, siempre puedes llevar camisetas o ropa interior que esté gastada y a medida que te cambies de ropa, se puede ir tirando. De esta manera siempre tienes espacio para las posibles compras!!

La moto bien cargadita...
No hay que olvidar tampoco, el incluir un saco de dormir cada uno. Yo elegí uno de los más compactos y ligeros que pude encontrar, creo que un Decathlon Ultralight. No sirve para pasar la noche en mitad de un glaciar, por que está diseñado para temperaturas suaves, pero para las noches de Túnez está bien y es que, aunque paséis noche en un hotel o pensión, hay algunas que están sucias, muy sucias, y es preferible echar el saco sobre las sabanas que dormir directamente sobre ellas. Vuestra piel os lo agradecerá.  Finalmente incluimos un par de tiendas de campaña, (a repartir), de las más ligeras que había, por si hubiese de domir al aire libre. En cualquier tienda de artículos de montaña podéis encontrar un buen surtido de ellas, con gran variedad de precios y características.

Aparte de esto, cada cual llevaba las herramientas propias de su moto y los repuestos que considerase oportuno... Como norma general, yo recomendaría llevar manetas de repuesto, algo de alambre, alguna multiherramienta, como pueden ser las de la casa Leatherman y como no, la siempre sufrida cinta americana. ¡¡Sirve para todo!!! Yo añadí un bote de aceite, de un litro, por si alguna moto pudiese necesitarlo, además, también sirve para engrasar cadenas... claro que las BMW no lo necesitaran para este menester, puesto que van por cardán. También es recomendable llevar algún cabo o cuerda resistente de sobras, ya que se puede atar a la moto en caso de quedarse atrapado en una duna, o en barro. Siempre es más cómodo tirar de una cuerda, que empujar una moto desde detrás. Por último, añadí un kit de reparación de pinchazos y una pequeña bomba de aire, de las de bicicleta. Las herramientas también decidimos repartirlas, al menos, las cosas de más volumen, entre los tres. Sería bueno recordar que por muchas herramientas que lleves, si no sabes utilizarlas, poca cosa vas a solucionar!!


Detalle de algunas de las cosas que llevaría..
Para llevar todo esto, al final todos nos decantamos por llevar bolsas blandas sobre el asiento trasero, que en la BMW se podía desmontar y convertirlo todo en espacio para carga, en vez del juego de maletas, muy práctico en carretera, pero no tanto en el desierto, donde el riesgo de caídas es mayor. Para sujetar esta carga es mejor usar eslingas  de las que llevan carraca. Con esto no se moverá la carga y los pulpos o las redes elásticas, las podéis utilizar para sujetar elementos de última hora, o para cuando haga mucha calor, la chaqueta por ejemplo.

Cabe decir que, a pesar de tanta planificación y tanto medir lo que llevábamos, me sobró ropa de calle, todas las herramientas y repuestos (afortunadamente...), y me faltó por ejemplo, ropa de abrigo, especialmente para el tramo de Barcelona a Marsella y viceversa y el traje de lluvia. De esto si que me arrepiento, y es que, a pesar de llevar un buen equipo de cordura, cuando llueve bastante, (y a pesar de lo que penséis, en Túnez en mitad del desierto, puede llover...y de hecho, nos llovió.), la ropa acaba calando y es muy incómodo conducir  así.

También aprovechamos para consultar y comentar acerca que trámites y documentación nos haría falta para entrar y transitar por el país. Como regla general es necesario tener el pasaporte en vigor y con una caducidad de más de seis meses, la documentación de la moto en regla, seguro en vigor y sobretodo, la carta verde, que es un documento que os emiten desde vuestra compañía de seguros. El visado de entrada no hace falta tramitarlo desde casa, se hace directamente al entrar en Túnez. Eso si, preparaos para una sesión de burocracia africana, todo un mundo. Así que cargaos de paciencia y, no está de más, practicad un poco los idiomas, pues os facilitará las cosas. En Túnez se habla el árabe y el francés. En las zonas turísticas, sobre todo en el Norte, hablan de todo, pero con el francés, lo teneis todo mucho más fácil, así que, si tenéis tiempo, intentad aprender un poco, ya que no hay nada más agobiante que estar delante de un funcionario que te tiene retenida la documentación por que no entiende que le estás diciendo. Todos estos documentos, es conveniente llevarlos en algún lugar bien aislado de la humedad, y es que no hay nada más bochornoso que sacar un pasaporte o un visado y que este sea ilegible porque se ha mojado o está hecho unos zorros. Recordad, cuanto más fáciles pongais las cosas en las aduanas, antes acabareis los trámites.

Que felicidad quedas cuando acabas los trámites!!!
Es recomendable también contratar un seguro de asistencia en viaje, por lo que pueda pasar. No son caros y os cubren como si estuvieseis aquí.  Por último y en referente a permisos, recordad de llevar varias copias de todo lo que he comentado antes, ya que pueden pedirlas para poder ir a determinadas zonas, por ejemplo para ir a El Borma, que es una zona fronteriza de tipo militar. (Respecto a El Borma hay que decir que no conseguimos los permisos y no pudimos ir). Este tipo de autorizaciones, se sacan directamente en Túnez.


Como veis, volvimos cada cual para su casa con deberes para hacer!!! Pero claro, quedaban menos de dos meses y ya tocaba. Cada vez nos quedaba menos!!!

Continuará...

Pd. Todos estos requisitos comentados anteriormente son referentes al año 2010. En la actualidad, y después de los cambios políticos que sufrió el país, desconozco si se han modificado, pero en cualquier caso, en la web de Turismo de Túnez estará la información actualizada.http://www.turismodetunez.com/




miércoles, 7 de noviembre de 2012

Saliendo con la Gs.

Como comentaba en otra entrada, los meses previos al viaje fueron un poco raros, con varios incidentes, algunos de ellos de tipo mecánico, otros de tipo médico, otros personales, etc.. Intentaré hacer un resumen de todo ello.

Ya os dije que compré la moto a inicios del 2010, en febrero para ser exactos.. pero hasta el mes de abril, no puedo decir que hiciese una prueba un poco en serio de ella.. y ciertamente no era por ganas!!! Jejeje.. Su primer “viaje” fue por la Serra del Cadí y fue mayormente asfáltico y en pareja, con la moto cargada con su juego de maletas. Los paisajes que pudimos ver, aún algo aletargados por el invierno reciente, eran increíbles.. y parecía el entorno ideal para este tipo de moto.. como decía antes, casi no tocó pisar tierra, por de haber tenido alguna dificultad, no se como lo habría hecho!!! En aquel momento desconocía por completo como se ha de circular fuera del asfalto (prohibido usar el freno delantero amigo!!!), que el ABS también es mejor desconectarlo si no estás en carretera, que las ruedas, mejor mixtas o de tacos directamente, etc etc.. pero como digo, de todas estas cosas, me di cuenta en otras salidas..

Con la Gs en Gisclareny, Serra del Cadí.

Por el momento, la planificación del viaje a Túnez, estaba en estado embrionario.. faltaban muchos meses, pero claro, yo quería aprender a ir en moto por campo.. así que me apunté a una salida organizada por el foro MOTOSTRAIL.COM, y bueno, como lo diría...... no fue lo que yo esperaba..  En esta salida iniciática conocí en “el fregao” a uno de mis compañeros de viaje, Joan con su KTM.. sin duda un binomio de miedo.. que manera de estrujar a la naranjita!!! También conocí a otros de mis compañeros de futuras salidas como Toni, Ana, Ricart o Juli.. La verdad es que fue una ruta muy guapa, pasando por terrenos de todo tipo, cruzando pantanos, desayunado de forma pantagruélica, comprobando la potencia salvaje de la BMW cuando le pedías caña... una pasada.. pero también descubrí “the dark side”.. 

 
Antes del accidente.. y sin defensas de motor.
Nada más comenzar, no me di cuenta de desconectar el ABS, y en el primer tramo resbaladizo, al tocar freno, aquello no frenaba de ninguna manera, así que dos latigazos de la moto y suavemente, al suelo.. menos mal que iba muy lento y el terreno era blando... el resultado? Pues un protector del cilindro, de plástico, hecho añicos...  bueeeno.. También descubrí que la ruedas que esta moto lleva de serie, las Metzeler Tourance, van muy bien en casi todos los terrenos, pero que, después de todo, están orientados mayoritariamente para el asfalto.. Pero la lección que aprendí de una forma más drástica fue que, salvo situaciones concretas y conociendo mucho la moto y el terreno, NUNCA, repito, NUNCA has de tocar el freno delantero cuando vas por pistas de tierra... sobre todo si no controlas la moto... 

  
El pantano de Santa Ana al fondo.
La imagen fue la siguiente. Estando ya de vuelta para casa, apenas a cinco kilómetros de tomar la carretera de vuelta, por una pista bastante buena y yendo todos a un ritmo alegre, el compañero de delante cortó gas para tomar una curva cerrada, pero muy bien peraltada, a izquierdas. Aquí un servidor, que iba a menos distancia de la que hubiese tocado y a más velocidad de la debería, ante el posible toque por detrás, presionó el freno delantero (acto reflejo de usar la moto en asfalto). El resultado es que la moto se deslizó violentamente hacia fuera, buscando el peralte y cayó fuertemente hacia la izquierda.. resultado? Pues que caí desde el punto alto del peralte sobre el costado izquierdo. Rotura de clavícula y contusiones varias y la moto, con el frontal tocado y, lo peor, con la tapa de la culata rota.. y todo el aceite por el suelo..  Al menos aprendí algo, que se ha de respetar la distancia de seguridad, que no hay que frenar con el delantero en tierra, que en la GS es obligatorio montar unas buenas defensas de motor para evitar problemas... y que una caída en BMW, duele más... sobre todo al pasar por el taller a pagar... pero esa, es otra historia..

Este incidente, provocó que le cogiese algo de miedo a la moto.. ya no la veía tan maravillosa.. ya no me parecía tan genial.. Resultaba que no era solo la moto, que el piloto también había de estar a la altura!! A pesar de ello, intenté perderle el miedo y en cuanto tuve el alta y la moto reparada, volví a acudir a nuevas salidas de fin de semana.. la verdad, casi todas asfálticas... por que al off road le cogí respeto.. Recuerdo un fin de semana en Carcasonne, en el sur de Francia, que fue memorable, de la mejores escapadas que he hecho. También otra salida por tierras del Urgell, esta completamente off road y esta sin embargo, no la disfruté tanto.. supongo que inconscientemente, visualizaba como se me iba la moto y caía y eso me hacía “encogerme”cuando la moto se descontrolaba ligeramente..


Por el foso del Cité de Carcassonne
Preparados para tomar Carcassonne!!

Y después de esto, empezamos la etapa de “pijadas de la electrónica”... Como imagino que sabéis, la GS 1200 es una moto que usa de una manera amplia, los avances tecnológicos. Hay electrónica por todas partes y esto es algo genial, que te hace la conducción mucho más cómoda y relajada, pero en contra, en caso de avería, es fatal.. además de muy caro. El caso, es que después de la salida de Carcasonne, empecé a tener problemas con el ABS. Indicaba fallos continuamente y lo había de desconectar, por que de no hacerlo, el freno no iba bien, a veces me frenaba en exceso y otras me iba largo.. y eso es un peligro.  Después de muchos tira y afloja con el concesionario, decidieron a hacerse cargo de la avería en garantía.. y menos mal, por que la avería era seria.. La centralita del ABS estaba frita y mandaba lecturas erróneas, y los sensores del freno, tampoco estaban bien.. La broma costó casi 3.000 € que asumió el concesionario (menos mal..) y tener la moto parada otra vez durante casi un mes.. como esta avería se detectó a finales de julio, y dado que BMW cerraba el mes de agosto.. pues tocó dejar la moto quieta para no tener problemas de garantía...

Aprovechando pues este parón obligado, aprovechamos el mes de agosto para reunirnos los integrantes del viaje a Túnez y planificar, ahora sí, la ruta, que equipo llevaríamos, que documentación y trámites harían falta, etc. Y sobre todo, nos conoceríamos por fin, cara a cara los tres. Así pues decidimos encontrarnos en un punto intermedio, que nos fuese bien a todos, así que finalmente quedamos en Madrid. Como en aquel entonces, tenía a un familiar viviendo allí, el tema del alojamiento quedó cubierto y nos pudimos dedicar por completo a planificar.

Continuará.