Buscar este blog

martes, 31 de mayo de 2016

Contabilidad doméstica y motos (o algunos consejos para tener moto y no arruinarse en el intento).

¡Hola a todos!

Creo que los títulos de la entradas que escribo suelen ser ,en general, bastante indicativos del tema a tratar. En esta ocasión más descriptivo no se puede ser. ¿Realmente se puede mantener algo tan contradictorio como la moto, (algo, en la mayoría de caso, pasional), con llevar un cierto rigor de los gastos que esta nos acarrea (esto es, la racionalidad de un presupuesto, de una contabilidad)?

Ahora que lo vuelvo a leer, veo que es una pregunta muy larga pero que se puede resumir entre la dualidad entre la parte emocional y la frialdad de los números. 

Diréis que igual es consecuencia del bajón y momento de desquicie comentado aquí, y en parte acertáis, porque sí, bastante culpa tiene eso, pero no toda. Como consecuencia de ciertos cambios en el trabajo, programas de formación varios, etc, he tenido que hacer una "puesta a punto" de muchos conceptos y uno de ellos ha sido todo el trabajo con bases de datos y hojas de cálculo de una cierta envergadura. Pues bien, a modo de divertimento y para poder practicar conceptos con una temática más amena, me planteé el reto de elaborar una serie de formularios entrelazados con los datos de todas la motos que he tenido hasta la actualidad. 

Lo se, es una auténtica animalada y algo casi enfermizo (y también un punto freak..), pero es lo que tiene tener la costumbre de guardar las cosas. Finalmente y por un tema de salud mental del que os escribe, lo acoté a los últimos 6 años, por aquello de empezar con un número redondo. Aún y así, los resultados casi me provocan un infarto. A ver, un servidor sabe en que se gasta el dinero y se que en estos años me he gastado bastante en accesorios u otras compras más o menos innecesarias, pero hasta que no lo ves reflejado en pantalla como conjunto, no te das cuenta de la magnitud del tema. 

Motos que sobre el papel eran económicas, no lo resultaron tanto. Otras fueron, directamente, un pozo sin fondo. Curiosamente, las que más tiempo me han durado, han sido las más económicas de largo.Sin duda, la magia de los números no deja de sorprenderme.

La CB500X modificada a rueda de 19". Una moto "ex-económica", con un sobre precio de  más de 3000 €.

Así pues, si eres lector de este blog o has llegado aquí por casualidad y crees que tienes un agujero en el bolsillo del pantalón, (o en la cartera), te recomiendo que leas algunos breves consejos que, desde la máxima humildad, dejo para quien quiera leer (dando el punto de vista de un aficionado bastante dado a la compra un tanto impulsiva).


  • Ten un control de los gastos. Una pequeña tabla de excel o similares, es suficiente. Con cuatro datos es más que suficiente y tampoco se trata de actualizarla cada día. Simplemente es para, de un vistazo, poder hacernos una idea de por donde van los tiros.
  • ¡Cuenta hasta 10 antes de comprar! Esto es especialmente recomendable en las compras online. Planteate una pregunta, ¿Realmente me hace falta? Que si, que con tu dinero, tu haces lo que quieras. ¡Faltaría más! Simplemente se trata de no caer en la espiral de comprar sin más y acumular cosas que después, acaban estorbando. Y se de lo que hablo.
  • Compara y compara y vuelve a comparar. No te lances (en principio..) con lo primero que veas. Seguro que mirando en otro portal de compras o pasándote por otra tienda, descubres o mejores precios u ofertas más completas. Nadie regala nada, OK, pero tampoco hemos de pagar las cosas a precio de oro por que sí.
  • Márcate un presupuesto. Así de simple. Si tienes disponibilidad o es tu capricho, ¡Adelante! En el caso que, además de la moto tengas que pagar una casa, colegios, impuestos varios, imprevistos y todo eso con un sueldo "de currante", o te fijas hasta donde llegas, o te pillas los dedos en cuanto las cosas se tuerzan un poco. Cada uno tiene que ser consciente de sus límites.
  • Todo vehículo tiene unos gastos fijos, como son el seguro, los impuestos municipales, las revisiones periódicas (ITV) y, según el caso, los gastos del alquiler o propiedad de un aparcamiento. La mayoría de estos gastos, son los que son y poco podemos hacer, pero respecto a seguro, por ejemplo, si podemos ahorrar. Vuelvo a un punto anterior: compara y vuelve a comparar. Internet ha puesto muy fácil las cosas en este punto. Lo mismo digo en lo que respecta a alquileres y demás.
  • Si puedes, lánzate a hacer el mantenimiento tu mismo. Si, no soy el más indicado para hablar de esto y los gastos de taller son un lastre para mí, pero justamente por eso, insisto en ello. Si sabes algo de mecánica, tienes mucho ganado y si no es así, con algo de espacio y algún manual o conexión a internet, puedes hacer más de lo que te imaginas y ahorrándote mucho dinero.  Otro tema es que compres la moto como una inversión y te interese que en el libro de garantía te figuren los sellos del servicio oficial. En este caso, toca pasar por caja por todo. 
  • No abuses de documentales ni vídeos plagados de propaganda encubierta. Si.. Yo fui uno de los muchos que "picó" por culpa del documental del Sr. McGregor. Y se que no fui el único. Piensa esto, el hecho que te compres este o aquel modelo de moto, o esta cámara de acción en lugar de aquella otra ni te va a hacer mejor piloto ni vas a vivir más aventuras que nadie. Algunos de los mayores aventureros que conozco no han dado la vuelta al mundo, ni han sido patrocinados por nadie en su vida, ni llevan motos que pasan de muchos miles de euros, pero cada vez que me cuentan alguna anécdota de su último viaje o de próximo proyecto se me despiertan las ganas de recorrer mundo.
  • Por último, un punto que resume un poco todo lo anterior. Usa el sentido común. Gasta el dinero que tengas que gastar, pero se consciente de lo que haces. A toro pasado, no sirve lamentarse. Hay un dicho popular que también podemos aplicar aquí y es que "no hay malas motos (ni accesorios añado yo), sino malas compras".
Tienda de accesorios. La perdición el comprador (motero) compulsivo.
De     todo lo dicho anteriormente,   he de decir que me he saltado la mayoría de puntos y es que no puedo evitar intentar tener las motos un tanto personalizadas a mi gusto. Por eso mismo, que quede claro que ni prejuzgo ni cuestiono a nadie. Como he dicho ateriormente, esto son solo unas reflexiones en voz alta que seguramente muchos habeis formulado interiormente alguna vez, pero que creo que pueden ayudar. Y ante todo, ¡¡disfrutad de la moto!!

Saludos!!!


Pd. Me he dejado cosas en el tintero, pero es que tampoco quería hacerme pesado..
Ppd. Si hacéis una tabla de excel como comento, no se la enseñéis nunca a vuestra pareja a menos de querer finalizar vuestra relación!!! :-))