Buscar este blog

sábado, 27 de diciembre de 2014

Hoy toca estreno.. Juguetes para la CRF

Hola a todos!

Tal como indique en algún comentario, estaba pendiente de instalar algunos accesorios en la CRF, juguetes nuevos por decirlo de alguna manera. Como toda moto, se puede personalizar hasta casi el infinito, no obstante, un servidor prefiere instalar cosas prácticas más que no estéticas, pero ojo, cada cual que haga lo que crea mejor. Para gustos, colores.

El tema es que tenía un par de compras pendientes y durante el mes pasado las recibí por fin. Y no puedo más que decir que estoy muy satisfecho con ellas. Se trata del nuevo depósito de combustible de Acerbis y del cubrecarter de AD-TEK Products. Vamos, que he recibido los regalos de Reyes Magos o de Papá Noel anticipadamente. 

La pequeña Honda a punto para rodar y con todo instalado.

Depósito de combustible Acerbis.

Uno de los puntos débiles de la CRF es lo escaso de su tanque de gasolina, sólo 7,7 litros, herencia de su origen enduro. No obstante, esto queda compensado en parte por su bajo consumo, pero claro, si pensamos en un uso más continuado o simplemente, si queremos encarar escapadas o incluso, algún viaje de cierta envergadura, se hace prácticamente obligatorio aumentar la autonomía. Este depósito cumple perfectamente este propósito. Aumentamos hasta 12.5 litros la capacidad de combustible y, una vez instalado, no modifica apenas la línea de la moto. Vamos, que si no te fijas en el tubo de respiración, no te das cuenta de que no es el de origen. Para los que vivimos en Europa, es más fácil de obtener (y algo más barato) que el de IMS. Ahora, con un sólo depósito, podemos rodar hasta cerca de los 400 Km.  

Con el nuevo depósito instalado. De no ser por el tapón, ni se notaría.
 
Cubrecarter AD-TEK Products.

El cubrecarter, a poco que vayas a rodar de forma más o menos intensa y continuada en off-road, se convierte en algo obligado, no sólo por estética, sino también por integridad de la máquina. Interesa que quede protegida la parte inferior del motor, así como el colector de escape y, en motos como la CRF, la bomba de agua. Pues bien, este cubrecarter cumple perfectamente esos propósitos. Tiene un grosor más que adecuado pero sin que esto suponga un aumento de peso excesivo. Por otro lado, permite realizar las operaciones de mantenimiento si necesidad de desmontarlo, y también, por que no decirlo, resalta el look endurero de la Honda.

Robusto, bien acabado y ofrece una protección general.. ¿Que más se puede pedir?

Otros elementos que ya llevaba instalados pero que aprovecho para comentar son los cubremanetas UFO, los puños de espuma Pro Grip y el porta equipajes trasero.

Los cubremanetas aportan confort en la conducción y también, seguridad. Confort en el sentido que nos protejen ciertamente de los elementos, como puede ser la lluvia o el frío, pero también nos aumentan la seguridad, no tanto en caso de caída (no van reforzados con un nervio central metálico) sino que evitan que cualquier rama u otro elemento, nos impacte en las manetas de freno o embrague, con el consiguiente susto o caída. 

Detalle de los puños, con el deflector superior instalado.

Los puños de espuma son otro elemento que me gusta instalar en mis motos. Me aportan mucho confort y una gran mejoría en el tacto, comparado con otros puños más finos. Esto si que es una cuestión de gustos, pero ya os digo que mis manos sufren menos, especialmente en trayectos largos. Por último, la parrilla portaequipajes, pues nos hace que la CRF pase a ser una moto más completa y polivalente, en tanto que facilita enormemente el llevar carga con seguridad.

Los puños de espuma ayudan a reducir la fatiga de la muñeca, al menos en mi caso.

La parrilla portaequipajes, !Un básico de equipamiento!

El depósito Acerbis, los cubremanetas y los puños de espuma los podéis adquirir en la tienda online Motoristas.com. El cubrecarter y el porta equipajes estan en CRF's Only. (por supuesto, en San Google o en Ebay, podeis encontrar muchas más tiendas).

Saludos!!!




jueves, 6 de noviembre de 2014

La "Andorrada"

Hola a todos!!

Anualmente los compañeros de Motostrail organizan una salida de fin de semana desde Barcelona a Andorra off-road en su mayor parte. Por diversas cuestiones, las últimas veces solo he podido hacer parte del recorrido y eso es algo que te deja mal sabor de boca. Este año los astros se han alineado favorablemente y he podido hacer la ruta completa y debo decir que, después de tantos meses casi sin tocar la CRF, me ha sabido a gloria.

Bulls on parade. Los momentos previos al comienzo de la salida

A modo muy resumido la ruta parte desde el Bruc y sigue los límites de las comarcas catalanas de l'Anoia, Bages, Solsonès i Alt Urgell. Para que nos entendamos, una subida en forma L y de casi 285 Km, como decía anteriormente, casi en un 90% por pistas. 

¿Nos estarán haciendo una foto para la multa por aparcamiento?

La "bajada de la muerte" donde se lesionó Bitxo.

Un servidor preparandose para enfilar la dichosa bajada.

No quiero ni mirar...

Y después del sufrimiento, ¡¡llega la hora de reponer fuerzas!!

"Oye, que por ahí hay una pista guapa, guapa"

¿Que camino elegir?
En otras ocasiones ya lo he comentado, Catalunya tiene la gran ventaja de tener una ortografía muy variada y eso se disfruta especialmente cuando se conduce fuera del asfalto. Podemos encontrar grandes pistas de arena compacta, casi autopistas que atraviesan las planicies, caminos rotos llenos de cantos rodados y guijarros, así como pistas ratoneras en medio de bosques, llenas de piedra suelta, barro y saltos. Sin duda, todas estas variantes son las que contribuyen en el hecho que esta salida sea tan especial. La única pega fue la caída y posterior lesión de uno de los compañeros. Bitxo, espero que te recuperes pronto!!

El Pedraforca, una montaña mítica de Catalunya.

Las lluvias recientes nos regalaron esta pequeña cascada.

¡¡Vida natural!!
De la moto, poco puedo decir.. ¡¡¡Salvo que la sonrisa que me produce llevarla no se me quita!!! de verdad, muchas veces, cuando he de ir a trabajar o tengo que hacer un encargo que me ha de hacer atravesar la ciudad, en vez de montarme en la más capaz para estos menesteres Honda CB500X, me pillo la CRF y es que es toda diversión, ligereza, sencillez, economía, etc. Como muestra un botón. El camino de vuelta, ya en solitario y por carreteras secundarias, fue de 197 Km... con un solo depósito!! De hecho, al repostar comprobé que aún me quedaba algo menos de un litro. Un auténtico mechero.


Tenía mono de moto, de respirar aire cargado de olor a tierra y bosque, de volver a reírme con las anécdotas de los colegas, de hablar de la vida con ellos, y por que no decirlo, por volver a hablar de motos con ellos. Vamos, que estoy deseando que llegue la próxima salida.. y que, esto engancha!

Saludos!!!

martes, 21 de octubre de 2014

Honda CB500X. Impresiones de un aficionado.

Hola a todos!

Hace tiempo que llevo diciendo que quería comentar algunas impresiones acerca de mi nueva adquisición, la Honda CB500X, pero me está resultado algo muy difícil de hacer por dos motivos.

El primero es que no tengo tiempo material durante el día para hacerlo. Un cambio de trabajo (o más bien debería decir de volumen del mismo), sumado a que la familia ha crecido de nuevo, hace muy difícil dedicarme tanto como me gustaría al blog.

El otro motivo es consecuencia de lo anterior y es que apenas tengo tiempo de salir un rato por carretera o haciendo salidas/escapadas largas, con lo cual, el uso de la moto se reduce al ir y venir del trabajo, (poquitos kilómetros la verdad) y ocasionalmente, alguna pequeña escapada fugaz, que sólo sirven para hacerse una pequeña pincelada de lo que es la moto.


¿Y qué es esta moto? pues a tenor de lo que dice Honda, sería lo que en el mundo del automóvil se conoce como "Crossover", esto es, una moto con aspecto trail (o dual sport que dicen en EE.UU) pero que en realidad esta diseñada para ir casi exclusivamente por carretera, por geometrías, suspensiones y sobretodo, medidas de los neumáticos.

¿Por que me decanté por la CB500X? Difícil cuestión. Como sabéis, hasta hace bien poco tenía una Suzuki XF650 Freewind, que, problemas de mantenimiento aparte, me satisfecía ampliamente, pero claro, los años no pasan en balde y al final los costes de mantenimiento sobrepasan el valor del vehículo. Llegados a este punto, había que pensar en alternativas. Al tener una trail ligera como es la CRF 250L, descarté modelos que se pudiesen solapar con ella, como por ejemplo la BMW 650 GS, así como otros modelos radicalmente opuestos, como pueden ser los scooters que ya analicé aquí. Esto unido a las excelentes críticas, como la que J.M. Alguersuari expuso en su blog, ayudaron en la decisión de la compra.

No me extenderé demasiado en temas técnicos del modelo en tanto que, ni soy piloto ni probador, y mis conocimientos técnicos equivaldrían a lo que en informática diríamos que están en "nivel usuario". Si queréis saber detalles del motor, tecnología empleada y demás, pues lo siento mucho pero hay muchas pruebas realizadas por prensa especializada que os pueden ayudar en este sentido. Lo que yo quiero comentar es la impresión que, después de seis meses ( y escasos 2000 Km) me deja este modelo de la marca del ala dorada.


Si tuviese que definirla en tres palabras diría que es lógica, práctica y económica:

Lógica: es una moto pensada en un gran número de usuarios que, o bien no necesitan mucha caballería o que con menos cilindrada irían "forzando la máquina". Ofrece justo lo necesario en cuanto a potencia, equipamiento (ABS de serie) y prestaciones (rozando los 50 Cv del carnet A2).

Práctica: por volumen, suavidad, capacidad de carga, (instalando maletas, baúles varios, etc.) y entrega del motor, tienes una moto que sirve tanto para ir a trabajar como para planear escapadas, salidas a buen ritmo buscando puertos de montaña... Además todo esto con medidas más "humanas" que muchas de sus rivales.

Económica: Tanto en su adquisición (menos de 6.000 €), así como en lo referente a impuestos municipales, en su mantenimiento y, especialmente, en el consumo de combustible. Este último punto es uno de los que más peso tiene en estos tiempos de crisis económica. A modo de ilustración, con un depósito podemos hacer mas de 350 Km tranquilamente. Casi nada.

Es una moto muy cómoda para el día a día, bastante ligera y maniobrable, si bien en parado la encuentro un poco torpe y no tiene un radio de giro demasiado amplio. Quizás la palabra que resumiría mejor su funcionamento es "suave". Ese bicilíndrico es todo dulzura y progresividad, pero ojo, tiene mala leche si le buscas las cosquillas. La ausencia de vibraciones también ayuda en esa sensación de suavidad. Los acabados, dignos de Honda aún sin ser un modelo Top de su gama.

Puestos a poner pegas, aparte del tema del ángulo de giro, podríamos hablar del concepto de moto que es.. una crossover.. quien busque una moto para pisar pistas, que se olvide de la CB y busque otros modelos. Si queréis una única moto para absolutamente todo, pues no.. (aunque ya se que en Tailandia, donde se fabrica la moto, han hecho preparaciones para un uso raid o enduro). Ahora bien, si queréis ir a trabajar de lunes a viernes con rapidez y comodidad, el fin de semana os gusta hacer unas cuantas curvas para ir a almorzar con los amigos y de tanto en tanto os marcáis un viajecito, puede que pareja, de varios cientos (o miles) de kilómetros, pues si, esta puede ser vuestra moto.

Saludos!!!!



viernes, 8 de agosto de 2014

De caminos, fuentes y algún dolmen.

Hola a todos!

Lo se, llevo mucho tiempo sin escribir. No, no me he olvidado del blog. Tampoco lo he hecho de las motos, si bien debido a diversos cambios laborales y las responsabilidades familiares, tengo poco (o ningún) tiempo para salir con ellas. Las vacaciones, ya os aviso, no van cambiar esta tónica. Entre los días de descanso en familia, y las numerosas restricciones que hay en plena canícula en muchas zonas de la península, ya veo que hasta septiembre no voy a poder disfrutar del andar sobre dos ruedas.

Por ese motivo recupero la última salida que hice con la CRF, hace cosa de más de tres meses por las comarcas del Maresme, la Selva y parte del Vallès Oriental, atravesando la Serralada Litoral y el Corredor del Montegre. Mi idea era hacerla completa (desde Alella a Hostalric), pero entre que la empecé pasado el medio día por unos temas familiares y que había de estar de vuelta a una hora concreta, solo pude hacer la media ruta y en solitario. Aún y así, valió la pena. 

Comenzando la ruta...

... que discurre por puntos singulares como esta fuente.

Pistas en perfecto estado, secas pero no exceso.

La CRF tomando protagonismo.

Campos verdes. Evidentemente, no estábamos en pleno verano.

Un alto en el camino.

El dolmen de la Pedra-Gentil, en Vallgorguina. Totalmente recomendable!!

En total, unos 100 Km de ruta que, como decía antes, está incompleta.. Así tengo un aliciente para volver a salir en moto y no es otro que acabarla.

Saludos!!

Pd. Que disfrutéis de unas buenas vacaciones!!
Ppd. Lo se.. tengo pendiente una entrada al respecto de la CB 500X

viernes, 13 de junio de 2014

Mundo CRF... Algunas webs interesantes.


Hola amigos!!

Antes que nada, quisiera pedir disculpas por el bajo ritmo que lleva el blog últimamente. Lo siento, pero la falta de tiempo que tengo es brutal. Que conste que voy contestando los mails que me enviáis y los mensajes que dejáis publicados en el blog, pero escribir nuevas entradas es otro tema y no hablemos de salir en moto!! Desde que entregué la Freewind que no he hecho más que ir al Trabajo con su substituta, y la CRF... ¡¡Pobre CRF!! Desde abril que no salgo con ella. En casi un mes y medio he hecho unos 100 Km!! En fin.. a ver si con el buen tiempo revierto la situación.

Una foto de la última salida que pude hacer con la CRF, el mes de abril.
En este pequeño post quiero compartir con vosotros algunas webs interesantes relacionadas con la CRF.  (Obviaré webs muy conocidas y generalistas como puede ser advrider). Por un lado encontramos estas tiendas norteamericanas centradas en Honda en general y en la CRF en particular. Ambas webs me las ha facilitado el compañero Deiotarus, al que podéis leer en su blog.


 
Como podéis ver, tienen productos muy interesantes y difíciles de localizar en tiendas europeas y los precios son muy competitivos. Eso si, no os olvidéis que gran parte de los productos acabaran pasando por Aduana y esto supone un encarecimiento del precio y según el caso, una demora en su entrega en función del coste declarado del mismo, el peso del mismo, el volumen, etc.  En cualquier caso, son una buena alternativa al conocidísimo Ebay. Vamos, que si teneis una CRF, ¡¡no teneis excusa si quereis personalizarla!!

Otra web muy interesante, también facilitada por Deitotarus es la siguiente: http://www.stephmoto-adventurebikeblog.com/.   Como veis, estamos ante dos grandes aventureras, por un lado la piloto y por otro su “pequeña” CRF 250L. Nada más y nada menos que dar la vuelta al mundo!!!! ¿Quién dijo miedo? La web es francamente interesante y entretenida. Está en inglés, pero hoy en día, eso no debería ser ningún problema. 

Un video de la misma.


Por gentileza de pepeventure incluyo también estas dos webs, en este caso de dos parejas distintas que viajan, cada una de ellas, con la CRF. Francamente interesantes.

http://amsterdamtoanywhere.nl/en/motoren/ 

http://feldweg-streuner.blogspot.de/ 

Por último, otra web estadounidense: http://www.rickramsey.net/CRF250L.htm En este caso es de un propietario de una CRF (entre otras muchas más) que explica de forma detallada, todo tipo de mejoras/transformaciones de la moto, rutas, etc. Una salvedad, como digo, la web es de Estados Unidos, lo que quiere decir que muchas de las modificaciones que expone, son totalmente legales allí, pero no en Europa, (cosas de la ITV), pero en cualquier caso, son una buena “fuente de inspiración”.

Disfrutad de la lectura!!

Saludos!!

Pd. Vaaale.. os pongo una foto de la sustituta de la Freewind. En breve quiero poner una entrada al respecto así como hacer un pequeño análisis/prueba de la misma.

Mooola... :-)
El nuevo "capricho", la Honda CB500X.

miércoles, 14 de mayo de 2014

Entre scooters anda el juego II



Hola a todos,

Como ya sabéis por lo que se indicó en una entrada anterior, ha habido algunos cambios en mi parque móvil y la Suzuki Freewind, utilizando un argot de concurso de telerealidad, “ha abandonado la casa” y se ha sustituido por un modelo nuevo y de similares características. (Esta novedad ya la trataré en otra entrada). Cualquier sustitución de una moto, siempre conlleva una búsqueda y prueba de alternativas, unas veces siendo cerebral y práctico y otras dejando que nos domine la parte más pasional.

Hoy os quiero hablar de una prueba, una pequeña comparativa en realidad, de esa alternativa más racional y práctica que os comentaba y que pasa por el scooter. Concretamente os hablaré de la Honda SH 300 y de la Honda NS 300 Forza.
 
La Honda Forza, la  hermana "maxi".
La SH 300, la hermana "urbana".
Lo se, últimamente estoy hablando mucho de scooters. Tranquilos, estoy bien, me he tomado la medicación y no me pasa nada, pero seamos sensatos, cuando has de pensar en algo práctico, urbano, cómodo y versátil, has de pensar en scooter.  En mi caso, planteé la siguiente situación:

-Uso la moto a diario de entre 20-30 Km/día para ir a trabajar.
-% de uso: 40% vías rápidas urbanas, 40 % interior de ciudad, 20% autopista.
-Uso de la moto casi al 100% en solitario.

Por todo esto, valoré la posibilidad de adquisición de un Scooter, a ser posible, de cilindrada “media”, que en el mundo de las motos automáticas parece que ha quedado establecido en torno a los 300 cc.  Descarté grandes maxi de corte más rutero, como la Burgman 400 o la nueva XMAX 400,  así como otros modelos más económicos pero de menor cilindrada como la Yamaha X-City. Así pues, me centré en la urbana SH y la algo más voluminosa Forza. ¡¡Honda es Honda!!

En realidad estos dos modelos son prácticamente iguales. Si, no me he vuelto loco. Digamos que comparten un mismo corazón pero con diferente piel, esto es, el motor es el mismo, solo que, cosas de la electrónica, se ha aumentado el número de cv en la SH mientras que en la Forza se ha acentuado la suavidad en la entrega, quizá pensando en un uso por vía rápida, menos sujeto a aceleraciones/frenazos constantes, a costa de perder 3 Cv.

Por lo demás, cada uno de estos modelos son un claro exponente de su concepto de scooter. La SH es la referencia en cuanto a las “rueda alta” mientras que la Forza tiene todos los elementos para convertirse en uno de los modelos estandarte de los maxiscooter de rueda “pequeña”. Vamos por partes.

SH 300

Recupero gran parte de lo que ya comenté aquí y después de volver a probarla, me ratifico en lo que ya dije en su momento. Es una moto hiper manejable. Cortita de ejes, con una entrega de potencia genial, pero a la vez suave. Esto es, das un golpe de gas y antes que te des cuenta, has pasado de 0 a 80 Km/h en un santiamén. Las suspensiones son algo duras y secas, como de corte deportivo, al menos la unidad que probé,  lo cual le resta un poco de confort en marcha, pero se agradece en zonas viradas y a velocidad alta. Y vale, la moto acelera, corre, tiene ese punto sport.. pero esto se ha poder detener, ¿no? Pues si, sin problemas. Dispone de ABS (anuncian que uno de los más ligeros del mercado) y frenada combinada. Todo esto, junto con el diámetro de los discos de freno delantero y trasero, hacen que la moto se detenga francamente bien y en muy poca distancia en caso de requerirlo.

La versión probada no equipaba el Top Case.
Su posición de conducción es, a priori, un tanto incómoda, puesto que parece que hayas de cargar el peso en la parte delantera, en plan racing, pero tranquilos, es solo a priori, una vez sentados vemos que hay espacio de sobras, que el mullido del asiento es muy cómodo, que se llega perfectamente al suelo y que todo queda “en su sitio” y que se tiene el control del scooter en todo momento.  El tablero de instrumentos, aunque compacto, aporta mucha información si bien el display digital podría ser algo más grande.

Unas líneas suaves y bonitas y con un funcionamiento ejemplar.
Como puntos negativos, principalmente destacaría su escasísima capacidad de carga bajo el asiento, algo típico, por otro lado, de los modelos de rueda alta pero que queda compensado con la plataforma plana, una pequeña guantera en el contra-escudo delantero y con el top-case que viene ahora de serie. Si no tienes pensado hacer mucha carretera, o la climatología no es muy adversa donde vives, personalmente, prescindiría de la pantalla delantera original Honda en tanto que es algo aparatosa y queda muy cerca de la cabeza. (cada vez que subía y bajaba de la SH, me daba un golpe con la visera del casco.. cosas de la falta de costumbre.)

NS 300 Forza

La nueva Forza es una evolución del modelo del mismo nombre que lanzó Honda hace unos años. De 250 cc, se ha aumentado a 300 cc. Pero no ha sido un simple “agrandamiento” del motor si no que se ha utilizado el motor de la SH 300, modificando ciertos parámetros que, como ya comentaba antes, ha comportado la perdida de algo de potencia, a cambio de una entrega de de la misma de forma más lineal y cómoda para su uso en carretera.

Lo se... con la pantalla alta queda un frontal algo raro..
La primera vez que ves la Forza te das cuenta que es un scooter grande, con mucha distancia entre ejes y un peso francamente superior a  su hermana. Esto, combinado a su capacidad de carga, equipamiento, autonomía, etc. es lo que hace que digamos que es una “rutera”. Realmente es un scooter que permite afrontar con mejores garantías las salidas por autopista, o de recorridos de larga distancia.

Cuadro de instrumentos "tipo coche" en el que no falta nada.
Como buena maxi, y como ya decía antes, tiene gran capacidad de carga bajo el asiento, con espacio para dos cascos y algo más, así como dos guanteras en el contra escudo. A diferencia de la SH, no dispone de plataforma plana (ni falta que le hace, añadiría). Su gran distancia entre ejes la hace una moto muy estable, perfecta para las vías rápidas de circunvalación de las grandes ciudades, pero no tan agradable en las zonas algo viradas. Esta falta de agilidad se compensa sobradamente con unas ruedas de 14”, que la hacen más nerviosa de comportamiento, especialmente en ciudad.  Al igual que la SH, tiene las suspensiones con un tarado algo duro para mi gusto, pero tampoco es un gran problema, en tanto que la comodidad sobre la moto, gracias a su amplio asiento y ergonomía, es total. El modelo que probé también equipaba pantalla alta y en este caso, no molestaba en absoluto. La calidad de los acabados está a la altura de su -elevado- precio y el equipamiento también, con un cuadro de intrumentos más clásico y menos minimalista que la SH pero que aporta mucha información.

En las dos motos, como buenas Honda que son, todo esta su sitio.. bueno, casi todo. Los dos modelos tienen cambiada la posición de los intermitentes y el claxon, al igual que todos los nuevos modelos Honda, lo que produce más de una confusión al principio.  En cualquier caso, siempre está todo bajo control. Aceleran bien (la Forza es algo más perezosa en este aspecto), frenan mejor gracias al ABS y al sistema de freno combinado,  tienen unos intervalos de mantenimiento bastante aceptables (en torno a los  5000 Km), tienen un motor avanzado y de bajo consumo, lo que nos ofrece buena autonomía, especialmente en la Forza, gracias a un mayor depósito de gasolina y, un punto a tener en cuenta, con unos niveles de acabado excelentes. De acuerdo que este último punto influye negativamente en el precio, claramente superior al de la competencia (en torno a los 4.500 € la SH y los 5.100 € la versión ABS de la Forza).

Sin pantalla alta y con el Top Case (ahora de serie). ¡Casi que me gusta más!
Si hubiese tenido que escoger entre las dos, la verdad es que lo tendría difícil. La SH tiene un comportamiento dinámico casi de “moto”, me explico, en zonas de curvas es excelente, y sus suspensiones, como decía antes, tirando a duras, ayudan a mejorar esas buenas sensaciones. Como ejemplo, la misma curva, en la montaña de Montjuïc, en la Forza entré muy pasado, y hablamos de una giro cerrado a derechas de tomar como mucho en segunda, y, suerte del ABS, porque se me acababa la curva y ya estaba casi fuera de mi carril. Esa misma curva con la SH, y en las mismas condiciones, simplmente es cuestión de cerrar gas, y casi de forma instintiva, la moto entra sin problemas y sale de igual manera.  No quiero decir con esto que la Forza no sea manejable, simplemente, es otro concepto. Y si has de hacer 25 Km diarios por autopista para entrar en ciudad, seguramente te irás de cabeza a la maxi, por que en este sentido no tiene rival, cómoda, estable, potente y con buena protección aerodinámica.

La Forza sin la pantalla alta opcional.. Queda un poco más "sport".. ¿no?
Sobre el tema de la capacidad de carga quiero hacer un inciso. Normalmente siempre se afirma que: rueda alta = no cabe nada   y que: rueda pequeña = cabe de todo. Bien, es así, pero hay matices. La SH, con el extra de serie que lleva (top case) unido a la plataforma plana, casi casi alcanza a la Forza en este aspecto. En la Forza no puedes aprovechar ese espacio entre las piernas por culpa del pilar central. Por otro lado, el famoso hueco bajo el asiento.. a ver, es grande si y caben dos cascos. Psse… me explico, si que caben, pero en una disposición en tandem un tanto extraña y además, como el asiento bascula hacia delante, se hace un poco incómodo poner la carga en la parte delantera del baúl. Vamos, que otros modelos similares están mejor diseñados en este aspecto.

En mi caso, la mayor agilidad así como el uso casi estrictamente urbano que le daría, hace que la SH hubiese sido la opción más lógica y con diferencia. He dicho la opción lógica, que no ha sido la que he escogido y es que a veces, hay que escuchar no solo al cerebro…

Continuará..